Definición del tratamiento psicológico

Hablamos de tratamiento psicológico cuando una persona, relación de parejatratamiento-psicologico o grupo trabaja a través de medios estrictamente psicológicos dificultades de origen emocional que esten afectando en algún grado al bienestar, comportamiento, salud, relaciones interpersonales, etc.

Antes de comenzar un tratamiento psicológico se cita para una entrevista personal gratuita donde se valorarán aspectos de la relación terapéutica como: objetivos, planteamientos terapéuticos, herramientas, ejercicios, compromisos, frecuencia, confianza, métodos, honorarios… etc

El tratamiento psicológico tiene como objetivo principal despertar en la persona que consulta un conocimiento de si mismo más integrado y completo de tal manera que al final del tratamiento psicológico se de un saber nuevo más óptimo para el desarrollo de nuevas estrategias personales y recursos.

 

 Comenzar un tratamiento psicológico

Muchas personas se pueden preguntar cuando es el momento de comenzar tratamiento-psicologicoun tratamiento psicológico y eso va a depender de algunos factores.

Algunas veces la “señal” es sintomáticas, es decir es el cuerpo o/y el inconsciente que se manifiesta con: dolores de cabeza, espalda, migrañas, dificultades para respirar o dormir, o del tipo psicológico como: insomnio, trastornos de la alimentación, ahogos, palpitaciones, sudoración, nerviosismo, inestabilidad emocional de larga duración, ansiedad, miedos.. etc

Otras veces no tienes porqué venir acompañadas por malestar físico y se trate solamente de reforzar un aspecto de la personalidad que por alguna razón, dificulta a la persona la relación con el mundo y/o con él mismo. Me refiero a timidez, agresividad, tristeza, ansiedad… pérdidas, separaciones…etc.  Asuntos de la vida que nos dificultan el día a día haciendo que haya sufrimiento e incapacidad para seguir adelante.

Cabe aprovechar este momento de una seria de falsas creencias que envuelven a los tratamientos psicológicos que dificultan la tarea y puede condicionar a la hora de decidir elegir entrar en tratamiento psicológico.

 

4 Aspectos que se pueden mejorar después de un tratamiento psicológico.

1. Mejorar habilidades sociales.

Aprender a relacionarse y a comunicarse con mayor eficacia observando qué es lo que hacemos y/o dejamos de hacer en las relaciones sociales que no son coherentes con nuestras necesidades o deseos.

2. Apoyar a ejecutar acciones que mejoren calidad de vida y faciliten los objetivos de la persona que consulta.

3. Afinar y elevar el nivel de conciencia de uno mismo y de los demás.

4. Ayudar a identificar y cambiar creencias y pensamiento limitadores.

Ocurre con demasiada frecuencia que lo que vemos de nosotros mismos no es más que una autoimagen equivocada. Cargamos con un autoconcepto del mundo que obstaculiza el camino con la falsa idea de que somos incapaces, insuficientes, poco inteligentes, demasiados gordos o demasiado delgados para tener éxito… etc, son miles las ideas que hacen que veamos y afrontemos los problemas con una identidad distorsionada y por tanto con una errónea estrategia para afrontarlo.