psicologia, psicólogos hospitalet, fidelidad, parejaHay maneras y maneras de tratar la fidelidad/infidelidad, una de ellas es como lo hace Walter Riso, autor de entre otros: “Manual para no morir de amor: Diez principios de supervivencia afectiva” 2011, Ed.Planeta

 Comparto la opinión de Riso de que la fidelidad en la relación de pareja no es exclusivamente al cuerpo, es a los pactos que tengas con tu pareja.

 Las relaciones en la pareja es una de las causas más habituales de consulta. Crisis, dudas, tediosidad, infidelidad, separaciones, maltratos…

La falta de fidelidad o la preocupación por pensamientos de infidelidad a la pareja son temas que desajustan el vínculo: la relación. Además, la fantasía y deseo por otra persona, es una señal que nos indica que algo no va bien y es el momento de revisar y tratar de reajustar, si se da la oportunidad, los asuntos que han provocado el desajuste.

Si aparece el deseo físico, sexual, de relación etc, hacia otra persona que no es tu pareja puede ser por diferentes motivos. Uno de ellos es cuando la relación ha llegado a un lugar donde para despresionar la tensión que ésta ejerce miramos hacia otro lado donde lo nuevos estímulos dan un poco de calor y confort a la situación en casa.

Entendamos “tensión” cómo: aburrimiento, enfado, venganza, apatía sexual dentro de la pareja, desconexión con uno mismo o con el otro, necesidad de vivir algo estimulante, etc..

La pareja es un equipo. Son dos que se complementan y avanzan juntos con proyectos comunes que pueden ir desde el planteamiento de un viaje hasta el compromiso de crear una familia. El poner en marcha algo junto a alguien que amas debería ser garantía de unión y si en algún momento desaparece la ilusión o la ilusión se pone fuera, seguramente eso querrá decir que a llegado el momento de sentarse a hablar.

Montse Fernández. psicóloga col. nº l19068.

Terapeuta Gestalt