El romanticismo en la pareja ¿Quién es más romántico?

El romanticismo en la pareja ¿Quién es más romántico?

 

Quién es más romántico, él o ella?

El hombre puede ser más reservado en exteriorizar sus sentimientos, pero cada vez se van dando permiso para manifestar su sensibilidad. Últimamente a eso se le llama “la parte femenina del hombre” y está relacionado con la expresión de su dulzura. El arquetipo de hombre está cambiando, ahora en el cine ya pueden llorar.

Los hombres comienzan a mostrar sus emociones 

Yo no creo que el hombre sea más sensible ahora que hace 50 años, en mi opinión es la sociedad actual esta cambiado y ahora no ve negativo que un hombre manifieste ternura, es más, a muchas mujeres les gusta que los hombres se sientan libres para manifestar sus sentimientos porque sin lugar a dudas, igual que nosotras, los hombres tienen sentimientos aunque algunos no los muestren o bien, no se den cuenta de ellos.

El romanticismo ha hecho mucho daño. Cuando lo que se pide, imagina, y exige de la pareja se sitúa en un plano inalcanzable eso tensiona la relación ya que no tiene nada que ver con un amor posible y real donde se encuentras dos personas imperfectas, donde nos encontramos todos.

Redefinir el romanticismo

Además están los celos, se dice que para querer a alguien has de sufrir de amor y has de tener celos y eso no es verdad. Los celos son inseguridades, sentido de posesividad y es ahí donde el amor romántico hace daño.

Se trata de redefinir el romanticismo, descargarlo de obligaciones e ideales novelísticos y cambiarlo por una sana tolerancia con la idea clara de que el amor ideal no existe, ni la persona 100% perfecta que te leerá el pensamiento y hará aquello que desees cuando a ti te apetezca. Así que reformula tu ideal de amor romántico y sé realista. El romanticismo a de ser algo fluido, natural, si presiones, debe aparecer como flor en primavera, suave y fresco.

Montse Fernández

Psicóloga. Terapeuta Gestalt

¿Qué mantiene a la pareja unida?

¿Qué mantiene a la pareja unida?

5 Claves para mantener la pareja unida

 

El amor es el vehículo que une a la pareja pero ¿cómo se crea y mantiene el amor? Según lo expertos (en investigar, no en el amor): con la unión, la equidad y el perdón.

 El rencor es uno de los grandes enemigos de la pareja.

La sexualidad, al contrario de lo que muchas personas creen, no es un elemento trascendental que une a la pareja irremediablemente. Está comprobado que la pasión sexual decae después de las primeras semanas, si se compara al cabo del año y medio de iniciarse la relación, la frecuencia de las relaciones sexuales disminuye en aproximadamente el 50%.

La relación de pareja es un proyecto común que empieza por ser un proyecto propio. Para casi todo el mundo, vivir en pareja es la meta de su existencia, es incluso más importante que lograr reconocimiento profesional o fundar una familia.

Son sólo cinco pautas, consejos, observaciones, algunas con bastante sentido común, otras con mucha dosis de respeto y todas, en general, difíciles de mantener a lo largo del tiempo sin haber aprendido a trascender las dificultades junto a la otra persona.

Apostar por una relación es no perder nunca de vista que: el trabajo es mutuo, que el otro puede equivocarse, que nosotros no somos perfectos y que la relación es muy importante ya que mucha de la felicidad que te ofrece la vida nace de esa unión.

Montse Fernández. col.19068
Psicóloga en el Prat de Llobregat

Ha contiuación los cinco aspectos más importantes a cuidar si queremos tener una relación duradera:

 

1) LA RESILIENCIA, es decir la capacidad de sobreponerse a los contratiempos del día a día juntos. Si la relación se mantiene en el punto adecuado, la ayuda mutua y la comprensión será el campo labrado donde plantar las nuevas semillas y recolectar los proyectos comunes.

2) CARÁCTER PARECIDO, según algunos estudios, concretamente el Pairfam, cuantas más analogías de carácter entre los miembros de una pareja, más satisfactoria será la relación.

3) DISTRIBUCIÓN EQUITATIVA DE LAS TAREAS domésticas. Parece ser que cuando el hombre limpia y cocina a menudo, la garantía de éxito es mayor.

 

4) COMPARTIR EL TIEMPO DE OCIO. Otro factor que une a las parejas y si es con lo hijos, más. Mantenerse unidos equivale a hacer algo juntos que nos una, que cree el vínculo, por lo tanto el amor es una actividad.

5) EL PERDÓN. Ser capaz de perdonar al que te ha ofendido, pero ser capaz de perdonar desde el corazón, no desde la frivolidad o la indiferencia.

La Fidelidad en al Pareja

La Fidelidad en al Pareja

 Hay maneras y maneras de tratar la fidelidad/infidelidad, una de ellas es como lo hace Walter Riso, autor de entre otros: “Manual para no morir de amor: Diez principios de supervivencia afectiva” 2011, Ed.Planeta

 Comparto la opinión de Riso de que la fidelidad en la relación de pareja no es exclusivamente al cuerpo, es a los pactos que tengas con tu pareja.

 Las relaciones en la pareja es una de las causas más habituales de consulta. Crisis, dudas, tediosidad, infidelidad, separaciones, maltratos…

La falta de fidelidad o la preocupación por pensamientos de infidelidad a la pareja son temas que desajustan el vínculo: la relación. Además, la fantasía y deseo por otra persona, es una señal que nos indica que algo no va bien y es el momento de revisar y tratar de reajustar, si se da la oportunidad, los asuntos que han provocado el desajuste.

Si aparece el deseo físico, sexual, de relación etc, hacia otra persona que no es tu pareja puede ser por diferentes motivos. Uno de ellos es cuando la relación ha llegado a un lugar donde para despresionar la tensión que ésta ejerce miramos hacia otro lado donde lo nuevos estímulos dan un poco de calor y confort a la situación en casa.

Entendamos “tensión” cómo: aburrimiento, enfado, venganza, apatía sexual dentro de la pareja, desconexión con uno mismo o con el otro, necesidad de vivir algo estimulante, etc..

La pareja es un equipo. Son dos que se complementan y avanzan juntos con proyectos comunes que pueden ir desde el planteamiento de un viaje hasta el compromiso de crear una familia. El poner en marcha algo junto a alguien que amas debería ser garantía de unión y si en algún momento desaparece la ilusión o la ilusión se pone fuera, seguramente eso querrá decir que a llegado el momento de sentarse a hablar.

Montse Fernández. Psicóloga en el Prat col. nº 19068.

Terapeuta Gestalt

Síndrome del Salvador

Síndrome del Salvador

 LA PAREJA SALVADORA

Hay relaciones que uno de los miembros necesitan rescatar continuamente  de todas las dificultades que pueda tener su pareja procurándole así el bienestar deseado para esta última. Cuando salvar nuestro compañero se convierte en una necesidad para nuestra autoestima, la relación se vuelve tóxica, en un síndrome llamado por la psicología el síndrome del salvador

Ayudar a los demás está bien visto. En principio, es bastante difícil malinterpretar cuando tu pareja se dedica a facilitarte la vida haciendo por ti tareas que a resultan tediosas, te crean dificultad o incomodidad. Este tipos de relación fortalece el vínculo, pero con el tiempo se convierte en desequilibrado, tenso y poco responsable por ambas partes.

p

Perfil del Salvador

El salvador:  suele ser el bonachón, bonachona que busca siempre el mismo perfil de pareja necesitadora a la que salvar y conducir «por el buen camino»

. No atienden a sus propias carencias, les cuesta pedir ayuda, de entregan con grandes muestras de generosidad, compasión y nobleza. su único objetivo es sentirse indispensables para su persona amada. Detrás de estas conductas altruistas podemos encontrar: falta de identidad y  una gran necesidad de ser necesitado. 

El problema aparece cuando el la respuesta de los esfuerzos ejecutados por el salvador/a no son como se espera. Se puede dar que la persona amada resulte inaccesible, no se deja controlar, no agradezca la ayuda del otro, entonces aparece la soledad del héroe ya que no es necesario para su pareja.

¿Piensas que debes rescatar a tu pareja de «malos hábitos»? ¿Le aconsejas que vaya a especialistas, médicos, psicólogos para que le ayuden? ¿Organizas su agenda, compras, etc? ¿ Te satisface pensar que tu pareja te necesita? ¿Tratas de conseguirle trabajo? ¿Buscas excusas para justificarle?

Las relaciones de parejas han de tener la tensión justa, la distancia justa. Facilitar la vida al otro para tu sentirme mejor no ayuda porque nadie está siendo responsable de sus necesidades. El mutuo apoyo, los proyectos conjuntos son imprescindibles para mantener la pareja unida, equilibrada y sana. Cuando uno de los dos protagoniza un papel que  no le toca es una señal de que hay algo que revisar.

Montse Fernández.

Psicóloga, Terapeuta Gestalt

  ◈ Adicciones, depresión, soledad, agresividad, rechazo, entre otros, pueden ser  problemas que el que necesita ser salvado no puede resover por si sólo, que ademas se retroalimenta.

Generan problemas constantemente, por eso, el «salvador» termina siendo un punto de anclaje para ellos; es el bastón que les ayuda a avanzar y tener seguridad en la vida.

El amor maduro

El amor maduro

Entrevista a Claudio Naranjo de lo que él considera qué es el amor maduro y cómo con tanta frecuencia caemos en lo contrario, en amores infantiles.

–         CN: El amor maduro, es el amor en una persona madura, y una persona madura es una persona que ha superado su neurosis, las perturbaciones emocionales que casi todo el mundo tiene. Uno crece con un trauma amoroso. En la adolescencia, cuando aparece la época genital, se busca recuperar la madre. Mientras la persona tiene un sueño de amor, de que el otro es la persona que va a llenarlo, está pidiendo, tal vez, peras al olmo. Si uno tiene un deseo muy grande de amor y se casa, creyendo que se casa por amor, pero en realidad se casa para recibir un amor que no ha tenido. Lo normal es que el amor entusiasta, tipo adolescente, dura a lo más siete años; porque simplemente la gente va descubriendo la verdad del otro. Y la verdad es que el otro tiene defectos, y no corresponde a ese sueño de la perfección de que el otro es exactamente lo que uno había imaginado.

 Maestro, y con tanta novela, tanta cenicienta en los cuentos de hadas que uno lee cuando tiene cinco años, ¿usted cree que es posible llegar al amor maduro, con tanta información que tiene en la cabeza y alrededor? ¿usted cree?

–         CN: Yo creo que la información no ayuda, pero tampoco debe ser un impedimento. Uno para aprender a amar tendría que tener un elemento de autoconocimiento, sobre examinar como ha sido la vida de las propias relaciones, entender el falso amor, entender lo que uno llama amor, pero que es más bien deseo de amor, que uno le pasa como que pasa gato por liebre. Las novelas tienen muchos amores ficticios, amores de tango, amores de bolero. Dos personas en paz se pueden amar muy serenamente, y muy profundamente, muy satisfactoriamente, pero sin tanta ansiedad.

–         CN: Yo creo que hay una sobrevaloración de la sexualidad y del amor romántico, también. En una convivencia también puede que no sea lo más importante, puede que, son muchos factores de la vida que hacen que la vida sea feliz. El que la gente se entienda unos con otros, el tener una vida productiva, y sobre todo el sentirse que uno crece junto al otro. La vida es un proceso de evolución, entonces las compañías que uno se busca tienen que ser buenas para eso.