La importancia de la relación terapéutica

La importancia de la relación terapéutica

La importancia de la relación terapéutica

 

 

A veces se subestima aspectos tan importantes en el trabajo terapéutico como la relación entre psicólogo y paciente.

Cada profesional tiene su estilo, su manera de hacer que además es coherente con su escuela , con su práctica, con su formación.

Yo me formé en Aula Gestalt de Barcelona que como su  nombre indica forma, enseña, muestra a terapeutas sobre el quehacer y filosofía de la psicoterapia Gestalt.  Eso nos da a los terapeutas unas directrices, un mapa donde aparecen las capitales más importantes a visitar en cada caso, en cada persona. A partir de ahí pueden suceder muchas cosas.

 

Escribo esto para volver otra vez a la importancia de la relación terapéutica, del vinculo. Esta es mi experiencia.

¿Cuándo hay una buena relación terapéutica?

Cuando las cosas fluyen.

Es decir, cuando entre cliente (o paciente,segúnquieras llamarlo) y psicoterapeuta se dan cosas que hace que el cliente se sienta involucrado dentro de la terapia pero sin presión, sin exigencias por ninguna de las partes.

El director de Orqueesta

El psicoterapeuta es el director de orquesta, ha de intuir que necesita, como nutrir el trabajo conjunto.

De todas formas no olvidemos que el terapeuta es una persona y no funcionará si  trabaja unilateralmente.

Puede proponer, acompañar,  sugerir, confrontar, apoyar, etc.. pero necesita que el otro responda porque la respuesta, la reacción, el análisis, o lo que sea que  produzca en el cliente es lo que hará que la relación se mueva que no se estanque, que crezca.

Eso es una relación bilateral donde se construye a partir del trabajo común y tiene la forma de la necesidad del cliente, de la persona que consulta.

Para conseguir esta relación básicamente de lo que se trata es de no condicionarse. Ni paciente ni el psicólogo.

El cliente debe dejar a un lado cuando quiere empezar una terapia las ideas y pensamientos cómo:  no sabré que decir, no me va a funcionar, nadie puede ayudarme etc… Es imprescindible confiar, confiar en que el otro el psicoterapeuta sabrá afinar en el tratamiento a seguir.

El psicólogo ha de saber cómo hacerlo, que baldosas poner para que el cliente las pise, las note, las siente y avance. Es un trabajo de humildad, generosidad y de saber estar en el lugar que toca.

En definitiva el asunto tratado se basa en la confianza y responsabilidad mutua. Además de la SINCERIDAD.

Es necesaria saber construir un vínculo adecuado para cuando se den dificultades, dudas y aparezcan los mecanismos de defensa,  esa adecuada relación entre cliente y terapeuta favorezca hablar sin miedo de los asuntos que puedan interrumpir o molestar el trabajo conjunto.

Montse Fernández Psicóloga Col. 19068

El Prat de Llobregat

El romanticismo en la pareja ¿Quién es más romántico?

El romanticismo en la pareja ¿Quién es más romántico?

 

Quién es más romántico, él o ella?

El hombre puede ser más reservado en exteriorizar sus sentimientos, pero cada vez se van dando permiso para manifestar su sensibilidad. Últimamente a eso se le llama “la parte femenina del hombre” y está relacionado con la expresión de su dulzura. El arquetipo de hombre está cambiando, ahora en el cine ya pueden llorar.

Los hombres comienzan a mostrar sus emociones 

Yo no creo que el hombre sea más sensible ahora que hace 50 años, en mi opinión es la sociedad actual esta cambiado y ahora no ve negativo que un hombre manifieste ternura, es más, a muchas mujeres les gusta que los hombres se sientan libres para manifestar sus sentimientos porque sin lugar a dudas, igual que nosotras, los hombres tienen sentimientos aunque algunos no los muestren o bien, no se den cuenta de ellos.

El romanticismo ha hecho mucho daño. Cuando lo que se pide, imagina, y exige de la pareja se sitúa en un plano inalcanzable eso tensiona la relación ya que no tiene nada que ver con un amor posible y real donde se encuentras dos personas imperfectas, donde nos encontramos todos.

Redefinir el romanticismo

Además están los celos, se dice que para querer a alguien has de sufrir de amor y has de tener celos y eso no es verdad. Los celos son inseguridades, sentido de posesividad y es ahí donde el amor romántico hace daño.

Se trata de redefinir el romanticismo, descargarlo de obligaciones e ideales novelísticos y cambiarlo por una sana tolerancia con la idea clara de que el amor ideal no existe, ni la persona 100% perfecta que te leerá el pensamiento y hará aquello que desees cuando a ti te apetezca. Así que reformula tu ideal de amor romántico y sé realista. El romanticismo a de ser algo fluido, natural, si presiones, debe aparecer como flor en primavera, suave y fresco.

Montse Fernández

Psicóloga. Terapeuta Gestalt

¿Qué mantiene a la pareja unida?

¿Qué mantiene a la pareja unida?

5 Claves para mantener la pareja unida

 

El amor es el vehículo que une a la pareja pero ¿cómo se crea y mantiene el amor? Según lo expertos (en investigar, no en el amor): con la unión, la equidad y el perdón.

 El rencor es uno de los grandes enemigos de la pareja.

La sexualidad, al contrario de lo que muchas personas creen, no es un elemento trascendental que une a la pareja irremediablemente. Está comprobado que la pasión sexual decae después de las primeras semanas, si se compara al cabo del año y medio de iniciarse la relación, la frecuencia de las relaciones sexuales disminuye en aproximadamente el 50%.

La relación de pareja es un proyecto común que empieza por ser un proyecto propio. Para casi todo el mundo, vivir en pareja es la meta de su existencia, es incluso más importante que lograr reconocimiento profesional o fundar una familia.

Son sólo cinco pautas, consejos, observaciones, algunas con bastante sentido común, otras con mucha dosis de respeto y todas, en general, difíciles de mantener a lo largo del tiempo sin haber aprendido a trascender las dificultades junto a la otra persona.

Apostar por una relación es no perder nunca de vista que: el trabajo es mutuo, que el otro puede equivocarse, que nosotros no somos perfectos y que la relación es muy importante ya que mucha de la felicidad que te ofrece la vida nace de esa unión.

Montse Fernández. col.19068
Psicóloga en el Prat de Llobregat

Ha contiuación los cinco aspectos más importantes a cuidar si queremos tener una relación duradera:

 

1) LA RESILIENCIA, es decir la capacidad de sobreponerse a los contratiempos del día a día juntos. Si la relación se mantiene en el punto adecuado, la ayuda mutua y la comprensión será el campo labrado donde plantar las nuevas semillas y recolectar los proyectos comunes.

2) CARÁCTER PARECIDO, según algunos estudios, concretamente el Pairfam, cuantas más analogías de carácter entre los miembros de una pareja, más satisfactoria será la relación.

3) DISTRIBUCIÓN EQUITATIVA DE LAS TAREAS domésticas. Parece ser que cuando el hombre limpia y cocina a menudo, la garantía de éxito es mayor.

 

4) COMPARTIR EL TIEMPO DE OCIO. Otro factor que une a las parejas y si es con lo hijos, más. Mantenerse unidos equivale a hacer algo juntos que nos una, que cree el vínculo, por lo tanto el amor es una actividad.

5) EL PERDÓN. Ser capaz de perdonar al que te ha ofendido, pero ser capaz de perdonar desde el corazón, no desde la frivolidad o la indiferencia.

10 consejos para superar el Síndrome postvacacional

10 consejos para superar el Síndrome postvacacional

10 consejos para superar el Síndrome postvacacional

Es una sintomatología de origen físico y psicológico que se da cuando hemos de adaptarnos a un ritmo diferente al que nos hemos habituado. Estadísticamente se da entre el 35 y el 40% de la población.

Dicen los expertos que si te gusta tu trabajo, te sientes realizado y el estrés no te supera, hay un equilibrio entre lo que doy y lo que recibo, entonces no suele ocurrir que se de el síndrome postvacacional.

En cualquier caso, se dé más o menos, el impacto para la salud es leve porque generalmente la sintomatología se diluye en pocos días. Si lo cosa no decayera con el tiempo seria el momento de consultar a un especialista ya que probablemente hay encubierto algún otro desajuste que se ha de tratar.

 

¿Cuales son los síntomas de esta desadaptación?

Irritabilidad, sensación de cansancio, apatía, desmotivación, mutismo, ansiedad, insomnio, introversión social, dolor muscular de cabeza, problemas de estómago…

Estos síntomas son normales en todo proceso de adaptación a un ritmo distinto. En todo caso estaría bien establecer estrategias para que esta vuelta de vacaciones fuera menos estrenaste, he aquí algunos consejos:

  1. Trabajar motivado: aprovechar el nuevo periodo para poner algún objetivo algo que pueda hacer fijar nuestra atención en un proyecto que nos pueda motivar y a la vez alejarnos de la melancolía de las vacaciones.
  1. Lista de Prioridades: organizarse bien la agenda para concentrarnos en las tareas que hemos de hacer y así procurar tener un tiempo de descanso o para hacer algo ocioso.
  1. Pequeña escapada: trata de organizarte algo agradable para el primer fin de semana posterior al  de las vacaciones que pueda servirte como recompensa en esa primera semana laboral.
  1. Haz ejercicio: Intenta practicar algún tipo de deporte cada día para eliminar el estrés y bajar la tensión del momento. Caminar ya es suficiente, no hace falta grandes marcas
  1. Olvídate del reloj: Durante la jornada laboral, no mires constantemente el reloj. Si no lo necesitas, no lo lleves puesto.
  1. Respeta el horario de comidas y sueño: Encontrarnos bien facilita mucho sentirnos a gusto con nosotros mismos y recuperar el ritmo anterior a las vacaciones. Come equilibradamente y procura un adecuado descanso.
  1. No alargues las vacaciones hasta el último día: es muy aconsejable anticiparse unos días a la incorporación laboral para recuperar la rutina progresivamente y aprovecha esos días de transición para restaurar horarios más comunes a los utilizados antes de las vacaciones.
  1. Comodidad: Procúrate un espacio de trabajo cómodo y ordenado donde poder organizarse
  1. Refuerzo positivo: anótate en el móvil o agenda frases positivas que leer durante los primeros días

–       Siempre mantén en tu cabeza, que puedes hacer cualquier cosa que te propongas.

–       La suma de la perseverancia y la firmeza producen el éxito.

–       Alcanzar toda meta siempre es el inicio de otro camino.

  1. Transitoriedad: recuerda que se trata de un periodo adaptativo como consecuencia de un periodo largo de estar “desconectado” de una tareas, que se pasa, que nos adaptamos como los adaptamos a el jet lag a miles de cosas más. Entrevista en PlanetaPrat 03/09/12

 

 

Montse Fernández.

Psicóloga col. 19068. Terapeuta Gestalt

Psicólogo o Psiquiatra

Psicólogo o Psiquiatra

Psicólogo versus Psiquiatra

A veces, aparece en consulta un paciente/cliente que me llama doctora. A menudo se confunde la tarea terapéutica con el tratamiento psicofarmacológico. ¿ psicólogo o psiquiatra ? that is the question.

Los psicólogos no prescriben medicación ni somos doctores a no ser, que hayan hecho un doctorado.

La psiquiatría está directamente relacionada con la psicología porque muy a menudo se prescribe tratamiento farmacológico cuando la salud emocional de una persona padece un desajuste y ésta se encuentra angustiada, triste, apática, desubicada, ansiosa… pueden ser diversos los motivos, pero los psiquiatras se interesan en los síntomas no en los motivos ni el origen.[su_quote class]El psiquiatra trata de ajustar la emocionalidad de la persona y sacar a la persona de ahí donde está, de su síntoma. Los Psicólogos tratan de dirigir la observación al origen del conflicto.

(más…)

Consejos básicos ante una crisis de ansidad

Consejos básicos ante una crisis de ansidad

CRISIS DE ANSIEDAD

 

Una Crisis de Ansiedad es una reacción exagerada del organismo cuando cree percibir algo que “interpreta” como PELIGROSO. El cuerpo se pone en un estado de “huir o atacar” liberando un chute masivo de adrenalina que acelera el corazón y la respiración y que provoca sudoración, boca seca, taquicardias y otras sensaciones muy desagradables. Puede suceder puntualmente, o en repetidas ocasiones. Lo que sí es cierto es que es una experiencia difícil de transitar y que puede afectar al desarrolla natural diario de una persona.

 

Los ataques de pánico no suponen ningún peligro. No pueden dañar su salud física, ni mental; ni pueden hacer que se pierda el control, aunque esto es difícil de integrar. Vamos a dar unos consejos:

Consejos básicos:

  1. Baja la velocidad de tu respiración: inhala durante cinco segundos expandiendo el vientre. Aguanta la respiración durante 15 segundos, y saca el aire durante diez. Repítelo 5 o 6 veces hasta que tu respiración se normalice. Si estás hiperventilando, pon tu mano sobre tu boca. Cuando hiperventilas, tu sangre se llena de oxígeno, provocando esa sensación de pánico. Al taparte la boca recuperas el bióxido de carbono de la sangre y se normaliza la respiración.
  1. Racionaliza: recuerda que esas sensaciones son sólo provocadas por la adrenalina, que no es un ataque al corazón y que pronto pasará.
  1. Concéntrate en otra cosa: mira tu zapato izquierdo y descríbelo como si estuvieras dando información a la policía. A veces, el miedo a tener un ataque de pánico es peor que la razón por la que originalmente sufrías el ataque.
  1. Deja los estimulantes: deja la cafeína, ya que aumenta el ritmo cardíaco y te hace más irritable.
  1. Distráete: si es posible, aléjate de la situación y sal a caminar. Incluso una corta caminata de diez minutos te puede relajar e incluso quemar algo del exceso de adrenalina que has producido.

 

Alejarse de la situación es una medida a corto plazo. Si nos alejamos del objeto fóbico la ansiedad decae, pero esta no es la solución definitiva ya que la reacción ansiosa ante eso que nos ha provocado la ansiedad va ha seguir ahí sino se trabaja, sino se consulta a un psicólogo que nos enseñe cómo  hemos de gestionar la situación y cual es el origen de ese miedo.

Para controlar la tensión que nos produce recordar, acercarnos o imaginarnos el objeto ansioso, es importante conocer métodos de control de la ansiedad como la respiración diafragmática y la relajación muscular de Jacobson.

Montse Fernández.

Psicóloga Sanitaria, terapeuta gestalt.