Psicología y Flores de Bach

Psicología y Flores de Bach

Psicología y Flores de Bach

Hay psicólogos que nos parece que las Flores de Bach son un adecuado complemento para combinar con un tratamiento. Las Flores son especialmente indicadas para: depresión, dificultades de aprendizaje, problemas de comunicación, ira, apatía, preocupación, obsesión, nerviosismo, intranquilidad… etc.

 ¿Qué son las Flores de Bach?

El Dr. Bach centró su carrera profesional en investigar en el campo de la inmunología y bacteriología. Descubrió vacunas y algunos métodos de tratamiento pero la gran preocupación del doctor siempre fue ayudar a aliviar el sufrimiento humano. Investigo y descubrió la terapia floral, es decir, las virtudes sanadoras de las plantas y las aplicó como un sistema de curación complementario a la medicina tradicional.

 Las Flores de Bach son un sistema de sanación que actúan desde el interior del ser.

(más…)

Primera sesión gratuita. Consulta en El Prat de LLobregat

No siempre se conoce qué hace un psicólogo, cuales son sus funciones y donde sí y donde no pueden ayudarnos.

 Además, por otro lado, no siempre sabemos exactamente que nos ocurre y si eso que nos está pasando es para ir al psicólogo, para llamar a tu mejor amigo, para salir de copas y olvidarlo o para esperar a ver “si el tiempo lo cura”.

 A veces, hay quien sabe enseguida cuando es el momento de ir a un psicólogo, es decir, conoce que temas tratan los psicólogos, identifica sin dificultad que aspectos de su vida emocional y relacional no van bien y busca un psicólogo.

No todos los psicólogos son iguales, tenemos diferentes estilos y además la mayoría de nosotros diferentes especialidades y herramientas. Entonces, pueden volver a aparecer dudas: ¿cuál es el psicólogo más adecuado? O ¿qué técnicas tienen mejor resultado para trabajar su desajuste emocional, conductual, de pareja, su crisis vital? Este es otro tema que se merece un nuevo post, ¿Qué psicólogo elijo?

 Con esta larga introducción vengo a justificar la necesidad de la primera sesion gratuita o entrevista entre psicólogo y cliente para conocerse y poner en común aspectos de la relación terapéutica y de la terapia.

 La primera sesión gratiuta es muy útil y necesaria. La persona que llega por primera vez a la consulta viene con algo que quiere saber qué hacer con eso, quiere respuestas, objetivos, esperanzas, herramientas, conocimientos, confianza, un poco de paz… cada uno viene con lo suyo y antes de comprometerse personal y económicamente con un psicólogo es justo que conozca en qué y quién va a invertir su tiempo y dinero.

El psicólogo por su parte, enumera aspectos básico del la terapia: honorarios, frecuencia, técnicas, compromisos…

Yo siempre realizo una primera visita gratuitamente donde intercambiar información y establecer objetivos. Son entrevistas de unos 20/40 minutos donde se realizar un encuadre de necesidades, compromisos y pautas e iniciar el camino con la máxima claridad posible tanto para el cliente, como para mí.

Montse Fernández

Psicóloga Sanitaria en El Prat de LLobregat
Terapeuta Gestalt  col.19069

Garantia de Experiencia y Profesionalidad

Somos psicólogas Sanitarias Colegiadas con 14 años de experiencia en el area de la salud psicológica

Apoyo y Confiencialidad

Entorno de confianza donde construir una relación terapéutica basada en el apoyo y el analis personal

Apoyo y Confiencialidad

Entorno de confianza donde construir una relación terapéutica basada en el apoyo y el analis personal

w

Primera Entrevista Gratuita

En la terapia psicológica con Adultos, programamos una entrevista personal gratuita donde poder elaborar preguntas y dudas sobre la terapia

Preguntas Frecuentes

La psicoterapia es para personas que tienen enfermedades mentales

Todos nos encontramos en algún momento a lo largo de  nuestra vida que sentimos que algo no va bien y que hay aspectos de nuestro carácter que estan provocando malestar en nosotros en las personas de nuestro entorno. Se trata de observar cómo somos y ver que aspectos de nuestra vida son mejorables.

No debo contar mis asuntos personales a nadie

El psicólogo es un profesinal, una persona que trata de acompañar al otro a encontrar una salida a su dificultad. lo que ocurre en las sesione es absolutamente confidencial y tenemos un código deontológico especifico del COPC.

¿Cómo sé que un psicólogo determinado me podrá ayudar? ¿qué garantías tengo si no le conozco?»

Es conveniente, antes de comenzar una terapia, reunir una información mínima sobre el terapeuta en cuanto a su experiencia profesional, formación, etc. y, a ser posible, tener una entrevista previa para conocerle y resolver dudas, etc. Aparte de eso, la mejor garantía es ir valorando sobre la marcha el progreso personal en la terapia, ver si realmente nos parece que vamos en camino de resolver nuestros conflictos o no.

En caso de dudas es importante hablar claramente con el terapeuta. De no ser así, y sobre todo una vez empezada la terapia, la relación puede deteriorarse, y lo más importante, el proceso puede estancarse, empobrecerse.

La psicoterapia es cara y larga

El tiempo de tratamiento irá en función de diferentes factores como la urgencia en tratar el tema, la disponibilidad, la influencia que ejerce el dia a dia de la persona que consulta, no hay un estandar. Se trata entre teraputa y paciente según el caso.

La terapia psicologica es una inversión en salud emocional. Se trata de un abordaje honesto contigo mismo donde se va poniendo orden a todo aquello que  habíamos descuidado o menospreciado. LLega un momento que se aclaran las dudas y los asuntos se ponen en un lugar más manejable.

Hay gente que no cambia nunca

Es verdad que hay personas con más resistencias que otras a recibir feedbacks de los psicólogos. La psicoterapia por sí sola no logra cambios.

La compresión de uno mismo es la llave que abre a encontrarnos con una imagen real de quienes somos y qué queromos hacer con eso, a veces, llegar a esa comprensión que puede conducir al cambio, es un camino no fácil.

Los fámacos son una solución a sentirse mejor

La medicacion para la depresión o la ansiedad son con frecuencia un estabilizador que mejora el estado de ánimo durante un tiempo. Los fármacos no cambian la situación o situaciones que condujeron al sentirte inestable emocionalmente.

La experiencia que guia el cambio

La experiencia que guia el cambio

La experiencia como guia

 

 

 

 

la-experiencia-como-guia

Sin experiencia no hay conocimento.
Explico esto para señalar lo importante que es la experimentar para modificar aspectos, pensamientos y creencias personales.

 

Humberto Maturana  fue el primer científico que desde su hacer de biólogo habla de conocimiento como un fenómeno biológico y que, por tanto, sólo puede ser estudiado y conocido como tal. Propuso que la vida misma se entiende como un proceso de conocimiento, el cual le sirve al organismo para adaptarse y sobrevivir. Continuando con Maturana sostiene que la vida y la mente se auto-organizan; son sistemas estructuralmente determinados, organismos vivos que se siempre están auto-creando circularmente.

Este planteamiento ha tenido para la psicoterapia importantes consecuencias, que es a donde queria llegar con este post. Cualquier cambio que surja en los sistemas humanos por la intervención de un psicoterapeuta, es siempre un reordenamiento de la experiencia del paciente, determinado por el propio paciente y no por el terapeuta. Así, éste último puede sólo «perturbarlo» para activar su reorganización, pero nunca «instruirlo», es decir, no puede traspasarle «información directa».

Aprendemos una información cuando la personalizamos y la aplicamos en nuestra vida.
Esta es la secuencia:

1º Tenemos una experiencia
2º Después de esa experiencia elaboramos unos datos
3º Relacionamos esos datos con esa experiencia y eso se convierte en conocimiento.

Síndrome del Salvador

Síndrome del Salvador

 LA PAREJA SALVADORA

Hay relaciones que uno de los miembros necesitan rescatar continuamente  de todas las dificultades que pueda tener su pareja procurándole así el bienestar deseado para esta última. Cuando salvar nuestro compañero se convierte en una necesidad para nuestra autoestima, la relación se vuelve tóxica, en un síndrome llamado por la psicología el síndrome del salvador

Ayudar a los demás está bien visto. En principio, es bastante difícil malinterpretar cuando tu pareja se dedica a facilitarte la vida haciendo por ti tareas que a resultan tediosas, te crean dificultad o incomodidad. Este tipos de relación fortalece el vínculo, pero con el tiempo se convierte en desequilibrado, tenso y poco responsable por ambas partes.

p

Perfil del Salvador

El salvador:  suele ser el bonachón, bonachona que busca siempre el mismo perfil de pareja necesitadora a la que salvar y conducir «por el buen camino»

. No atienden a sus propias carencias, les cuesta pedir ayuda, de entregan con grandes muestras de generosidad, compasión y nobleza. su único objetivo es sentirse indispensables para su persona amada. Detrás de estas conductas altruistas podemos encontrar: falta de identidad y  una gran necesidad de ser necesitado. 

El problema aparece cuando el la respuesta de los esfuerzos ejecutados por el salvador/a no son como se espera. Se puede dar que la persona amada resulte inaccesible, no se deja controlar, no agradezca la ayuda del otro, entonces aparece la soledad del héroe ya que no es necesario para su pareja.

¿Piensas que debes rescatar a tu pareja de «malos hábitos»? ¿Le aconsejas que vaya a especialistas, médicos, psicólogos para que le ayuden? ¿Organizas su agenda, compras, etc? ¿ Te satisface pensar que tu pareja te necesita? ¿Tratas de conseguirle trabajo? ¿Buscas excusas para justificarle?

Las relaciones de parejas han de tener la tensión justa, la distancia justa. Facilitar la vida al otro para tu sentirme mejor no ayuda porque nadie está siendo responsable de sus necesidades. El mutuo apoyo, los proyectos conjuntos son imprescindibles para mantener la pareja unida, equilibrada y sana. Cuando uno de los dos protagoniza un papel que  no le toca es una señal de que hay algo que revisar.

Montse Fernández.

Psicóloga, Terapeuta Gestalt

  ◈ Adicciones, depresión, soledad, agresividad, rechazo, entre otros, pueden ser  problemas que el que necesita ser salvado no puede resover por si sólo, que ademas se retroalimenta.

Generan problemas constantemente, por eso, el «salvador» termina siendo un punto de anclaje para ellos; es el bastón que les ayuda a avanzar y tener seguridad en la vida.

La adicción como bálsamo al dolor psíquico

La adicción como bálsamo al dolor psíquico

El adicto no controla su voluntad ya que su conducta está continuamente dirigida  a conseguir el objeto de su dependencia.  Pasa el día centrado en obtener «su premio» y habitualmente a cualquier precio.

En ocasiones, la relación entre la persona y la adicción es tan tan estrecha que eclipsa cualquier cosa que puede interrumpir esa relación con el objeto adictivo.

El adicto no es consciente de su enfermedad: hay que cortar esa conducta, ayudarle a ser consciente, y aplicar un tratamiento que combine psicoterapia y psicofármacos.

Algunos datos:

 España es el país de mundo con mayor consumo de cocaína.

Algunos datos relacionados con lo jóvenes y consumo de drogas:

  • El 18% de los jóvenes dice haber tomado cocaína en los últimos 12 meses.
  • El 37% entre los 14 y 18 años dice haber consumido cannabis durante los últimos 12 meses.
  • El 10% de los estudiantes  de 14 años dice haber consumido cannabis en los últimos 30 días.
  • El 15% de ellos se emborracha una vez al mes… y el consumo de alcohol  multiplica por 9 el riesgo de consumir cocaína.

La persona adictiva encuentra alivio en su adicción. Bajo esa conducta  compulsiva se encuentra  un dolor psíquico: traumas, fragilidad, vergüenza, fracaso, impotencia, baja autoestima, angustia… La adicción opera como analgésico de ese dolor psíquico.

Cada día aparece una nueva droga de diseño que además de no controlar efectos ni repercusiones a largo plazo, destruyen neuronas.

La verdad es que los datos asustan, especialmente a los padres de hijos adolescentes.

La adolescencia es una época difícil donde en ocasiones es comprensible sentirse desbordado en la crianza. Es importante saber poner límites a los hijos, a imponerle un «se acabó el videojuego», «se acabó internet» y aguantar ahí las consecuencias de la imposición abiertos al diálogo pero sin cambiar de postura. Nada fácil… pero posible.

Montse Fernández. Psicóloga, terapeuta Gestalt.

Tomar contacto con uno mismo y ver a través de observar

Tomar contacto con uno mismo y ver a través de observar

Vamos disparados de un lado a otro, guiados por una cabeza tramposa que nos administra la agenda. También jugamos roles, recordamos heridas y goces, previniendo peligros, organizando, preparando, calculando… Esforzándonos en infinitas verborreas sobre lo que fue,  lo que pudo ser y lo que será.

Creamos incansablemente escenarios mentales donde nuestros miedos y expectativas pueden desfilar a sus anchas con ese repetitivo argumento que  tenemos sobre nosotros mismos que autoconfirma nuestro autoconcepto y nos mantiene protegidos. Mientras, el poder del instante y de la novedad pasa por delante de nosotros sin darnos cuenta.

En nuestra torpeza sensorial, perdemos el contacto con la principal y primera fuente de conocimiento: el darnos cuenta de lo obvio, de lo que tenemos ahí delante de nosotros.

Por ejemplo, en una conversación, analizamos sus significados, si nos conviene o no, si  nos hiere o no, pero no vemos los gestos, las modulaciones del cuerpo, la musicalidad y el tono de la voz, la forma en que se dan los sonidos y silencios, los ritmos… es más no vemos al otro, sólo oímos las palabras que dice.

Tratamos de explicarlo todo sin más punto de vista que el nuestro, sin más autoridad que la nuestra y nos seguimos quedando tan anchos, adorando nuestras propias palabras y egos.

No nos damos cuenta de lo que llevamos por dentro: rabia, tristeza, cansancio, asco, apatía, decepción, entre otras.

Y así, vamos pasando, escogiendo sofisticados eufemismos e inventando excusas.

Nuestro cuerpo habla, como lo hace nuestra alma, pero nos anestesiamos con nuestro pensamiento compulsivo y así van pasando los días, sobrevalorando nuestro razonamiento que explica quienes creemos que somos o quienes nos gustaría ser.

Si dejáramos hablar y pensar y sólo observáramos, ¿qué pasaría? Se trata de observar las situaciones cotidianas sin tener que hacer otra cosa, sin disparar la cabeza… tal vez nos asombraríamos de cuanta información somos capaces de captar dentro y fuera de nosotros.

Montse Fernández

Psicóloga col. 19068 El Prat de Llobregat