Mensajes para el crecimiento personal.

Mensajes para el crecimiento personal.

 Los Mandamientos según George Gurdjieff

 

Sabias reflexiones de un gran maestro:

  1.  Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.
    2. Termina siempre lo que comenzaste.
    3. Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
    4. No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
    5. Desarrolla tu generosidad sin testigos.
    6. Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano.
    7. Ordena lo que has desordenado.
    8. Aprende a recibir, agradece cada don.
    9. Cesa de autodefinirte.
    10. No mientas ni robes, si lo haces te mientes y te robas a ti mismo.
    11. Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.
    12. No desees ser imitado.
    13. Haz planes de trabajo y cumplelos.
    14. No ocupes demasiado espacio.
    15. No hagas ruidos ni gestos innecesarios.
    16. Si no la tienes, imita la fe.
    17. No te dejes impresionar por personalidades fuertes.
    18. No te apropies de nada ni de nadie.
    19. Reparte equitativamente.
    20. No seduzcas.
    21. Come y duerme lo estrictamente necesario.
    22. No hables de tus problemas personales.
    23. No emitas juicios ni cri­ticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.
    24. No establezcas amistades inútiles.
    25. No sigas modas.
    26. No te vendas.
    27. Respeta los contratos que has firmado.
    28. Sé puntual.
    29. No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.
    30. Habla sólo lo necesario.
  2. No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.
    32. Nunca amenaces.
    33. Realiza tus promesas.
    34. En una discusión ponte en el lugar del otro.
    35. Admite que alguien te supere.
    36. No elimines, sino transforma.
    37. Vence tus miedos, cada uno de ellos es un deseo que se camufla.
    38. Ayuda al otro a ayudarse a si­ mismo.
    39. Vence tus antipatí­as y acercate a las personas que deseas rechazar.
    40. No actues por reacción a lo que digan bueno o malo de ti.
    41. Transforma tu orgullo en dignidad.
    42. Transforma tu cólera en creatividad.
    43. Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.
    44. Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.
    45. Transforma tu odio en caridad.
    46. No te alabes ni te insultes.
    47. Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.
    48. No te quejes.
    49. Desarrolla tu imaginación.
    50. No des órdenes sólo por el placer de ser obedecido.
    51. Paga los servicios que te dan.
    52. No hagas propaganda de tus obras o ideas.
    53. No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, admiración, simpatí­a, complicidad.
    54. No trates de distinguirte por tu apariencia.
    55. Nunca contradigas, sólo calla.
    56. No contraigas deudas, adquiere y paga en seguida.
    57. Si ofendes a alguien, pi­dele perdón.
    58. Si lo has ofendido públicamente, excusate en público.
    59. Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.
    60. No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho de que fuiste tú quien las enunció.
    61. No conserves objetos inútiles.
    62. No te adornes con ideas ajenas.
    63. No te fotografíes junto a personajes famosos.
    64. No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.
    65. Nunca te definas por lo que posees.
    66. Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.
    67. Acepta que nada es tuyo.
    68. Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien, di sólo sus cualidades.
    69. Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal considéralo tu maestro.
    70. No mires con disimulo, mira fijamente.
    71. No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado que les impida invadir toda tu vida.
    72. En el lugar en que habites consagra siempre un sitio a lo sagrado.
    73. Cuando realices un servicio no resaltes tus esfuerzos.
    74. Si decides trabajar para los otros, hazlo con placer.
    75. Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.
    76. No trates de ser todo para tu pareja; admite que busque en otros lo que tú no puedes darle.
    77. Cuando alguien tenga su público, no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.
    78. Vive de un dinero ganado por ti mismo.
    79. No te jactes de aventuras amorosas.
    80. No te vanaglories de tus debilidades.
    81. Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.
    82. Obtén para repartir.
    83. Si estás meditando y llega un diablo, pon ese diablo a meditar.

 

 

Cómo superar la Ansiedad y la Depresión

Cómo superar la Ansiedad y la Depresión

7 PRINCIPIOS PARA AUTOANALIZARSE EN RELACIÓN A  LA DEPRESIÓN Y ANSIEDAD:

 

Quién no se ha encontrado en algún momento de su vida con la tarea de tener que superar la ansiedad y la depresión. Aquí van unos consejos para trabajar con ellos y tratar de entenerlos.

1) Toda persona tiene un legado de inseguridad: El niño inseguro

Tomando como referencia el origen de todo ser humano, nos desarrollamos como seres que necesitan de los demás para sobrevivir y no siempre la respuesta que recibimos del exterior es la más satisfactoria cuando somos niños. Vamos formando nuestro carácter combinándolo con alguna la estrategia inconsciente  con la que tratar de mantener el control. Habitualmente el legado de esas escenas, recuerdos y sentimientos de inseguridad permanecen ahí a lo largo del tiempo.

Si queremos reducir la vulnerabilidad que conlleva sentirse inseguro, el primer paso es darle un espacio para conocer cómo son esas inseguridades que arrastramos del pasado y qué podemos hacer ahora con eso.

 

2) Los pensamientos son predecesores a los sentimientos, ansiedades y depresiones

Es necesario cambiar el pensamiento negativo, entre ellos el de «no tener elección» y la actitud victimista. Hemos de pensar que superar la ansiedad y la depresión es posible,

 

3) La ansiedad y la depresión son intentos equivocados para controlar la vida.

 

4) El control es un espejismo no una respuesta.

Querer controlar la vida, no es siempre posible. Debemos «resucitar» un sentido de confianza en uno mismo que más que controlar la visa tengamos la valentía suficiente para vivirla.

 

5)La inseguridad es un hábito y cualquier hábito puede romperse.

Adaptación al ambiente (traumas, conflictos, malentendidos, pérdidas…) tiene origen en la inseguridad  y que se convierte en hábito. Cualquier hábito puede romperse con:

 

  • paciencia
  • convicción (motivación)
  • autopreparación

 

6) Pensar saludablemente es una elección.

Se trata de elegir no atormentarse con esos pensamiento insanos.

 

7)Un buen preparador es un buen motivador.

Crear un hábito sano que resista a las distorsiones de la inseguridad, prepararse para el reto: actitud adecuada y motivación alta.

 

 

Del libro:

Título: Cómo superar la Ansiedad y la Depresión. ¿Qué hacer cuando la vida se descontrola?

Autor: Joseph J. Luciani

Ed. Amat

 

La soledad, una percepción subjetiva.

La soledad, una percepción subjetiva.

La Soledad

 La soledad, según la entrevista realizada a Louise Hawkley, es como el hambre o la sed, un estado de carencia.

La neuropsicóloga y su equipo han estudiado la soledad como vía para comprender el comportamiento humano.

Hablan, además de los perjuicios para la salud, de las consecuencias que produce este sentimiento en la actividad cortical y los circuitos cerebrales.

Curioso el siguiente dato: la soledad además de ser subjetiva, se contagia.

Propone como solución trabajar en la restructuración cognitiva social: cambiar la forma de pensar, es decir, reformación cerebral para cambiar la percepción.

Sería como empezar a ver que lo que a nosotros nos parece soledad es algo real que quizá no podemos cambiar, pero sí podemos cambiar la forma de percibirnos como seres en soledad -que no solitarios- y la manera en que vivimos esa circunstancia.

Artículo recomedadísimo :«La felicidad surge de las relaciones personales ricas»

La Vanguardia 21/12/2011

 

Montse Fernández. Psicóloga col. 19068

El amor maduro

El amor maduro

Entrevista a Claudio Naranjo de lo que él considera qué es el amor maduro y cómo con tanta frecuencia caemos en lo contrario, en amores infantiles.

–         CN: El amor maduro, es el amor en una persona madura, y una persona madura es una persona que ha superado su neurosis, las perturbaciones emocionales que casi todo el mundo tiene. Uno crece con un trauma amoroso. En la adolescencia, cuando aparece la época genital, se busca recuperar la madre. Mientras la persona tiene un sueño de amor, de que el otro es la persona que va a llenarlo, está pidiendo, tal vez, peras al olmo. Si uno tiene un deseo muy grande de amor y se casa, creyendo que se casa por amor, pero en realidad se casa para recibir un amor que no ha tenido. Lo normal es que el amor entusiasta, tipo adolescente, dura a lo más siete años; porque simplemente la gente va descubriendo la verdad del otro. Y la verdad es que el otro tiene defectos, y no corresponde a ese sueño de la perfección de que el otro es exactamente lo que uno había imaginado.

 Maestro, y con tanta novela, tanta cenicienta en los cuentos de hadas que uno lee cuando tiene cinco años, ¿usted cree que es posible llegar al amor maduro, con tanta información que tiene en la cabeza y alrededor? ¿usted cree?

–         CN: Yo creo que la información no ayuda, pero tampoco debe ser un impedimento. Uno para aprender a amar tendría que tener un elemento de autoconocimiento, sobre examinar como ha sido la vida de las propias relaciones, entender el falso amor, entender lo que uno llama amor, pero que es más bien deseo de amor, que uno le pasa como que pasa gato por liebre. Las novelas tienen muchos amores ficticios, amores de tango, amores de bolero. Dos personas en paz se pueden amar muy serenamente, y muy profundamente, muy satisfactoriamente, pero sin tanta ansiedad.

–         CN: Yo creo que hay una sobrevaloración de la sexualidad y del amor romántico, también. En una convivencia también puede que no sea lo más importante, puede que, son muchos factores de la vida que hacen que la vida sea feliz. El que la gente se entienda unos con otros, el tener una vida productiva, y sobre todo el sentirse que uno crece junto al otro. La vida es un proceso de evolución, entonces las compañías que uno se busca tienen que ser buenas para eso.

RELACIONANDO LA AUTOESTIMA Y COMER EN EXCESO.Una Perspectiva gestáltica.

RELACIONANDO LA AUTOESTIMA Y COMER EN EXCESO.Una Perspectiva gestáltica.

Una Perspectiva gestáltica.

 La comida proporciona placer y además es un placer sin condiciones. La relación con la comida puede llegar a ser desequilibrada cuando se utiliza de forma compulsiva y para algo más que saciar el hambre.
La explicación del porqué esta relación puede llegar a mantenerse indefinidamente se debe a que sabemos que la comida no puede abandonarlos. Comer compulsivamente es una autoagresión que comienza con la necesidad de calmar la ansiedad por el camino del placer de la comida, y termina por el arrepentimiento y el sentimiento de culpa

Hay algunos aspectos característicos  en la personalidad de la gente con sobrepeso, cuando ya se ha descarado que sea un problema orgánico. Son los siguientes:

1.La autoestima

 Las personas que tienen autoestima alta, gestionan con más facilidad los distintos problemas y objetivos de la vida sin accionar y desarrollar un estado de ansiedad, mientras que la falta de autoestima convierte a una persona en un ser  vulnerable ante las dificultades de la vida.

La ansiedad o la sensación de ser una persona desafortunada, a menudo se debe a una escasa autoestima. Cuando no se tienen herramientas para trascender las dificultades de la vida,  lo habitual, es tratar de evitar el sufrimiento  de diferentes maneras, algunas de éstas son: comiendo.

  1. La comida y el amor 

 Los niños que han tenido una sana relación con el amor, esta se mantiene a lo largo del tiempo siendo favorable a la hora de gestionar las emociones.

Los niños que no se han sentido amados, reconocidos, ni entendido bien, tratan de adaptase como mejor pueden y han aprendido que ante una situación emocional difícil a utilizan algunas de las siguientes diferentes estrategias: rebajar las expectativas, dejando de pedir lo que necesitan, no hablando sobre lo que duele y intentan no necesitar, no recibir consuelo… etc.  

En algún momento dejan de esperar que les reconozcan y empizan a confiar en sólo en ellos mismos y su propio sustento, consuelo y placer.  Se puede dar entonces la rutina de comer y a comer.

Los niños que han tenido una sana relación con el amor, esta se mantiene a lo largo del tiempo siendo favorable a la hora de gestionar las emociones.

Los niños que no se han sentido amados, reconocidos, ni entendido bien, tratan de adaptase como mejor pueden y han aprendido que ante una situación emocional difícil a utilizan algunas de las siguientes diferentes estrategias: rebajar las expectativas, dejando de pedir lo que necesitan, no hablando sobre lo que duele y intentan no necesitar, no recibir consuelo… etc.  

En algún momento dejan de esperar que les reconozcan y empiezan a confiar en sólo en ellos mismos y su propio sustento, consuelo y placer.  Se puede dar entonces la rutina de comer y a comer.

Se transfiere el dolor de la espera a ser amada al dolor de ser gorda/o. El amor duele, la gente engaña, se va…  se ha protegido cuidadosamente ante la posibilidad de sentir el dolor de la traición; se ha buscado un amante, segura de que nunca la abandonará: La comida.

  1. La intimidad

 En ocasiones  se da un desajuste interno entre lo deseado y lo que “debemos” hacer. Esto se traduce en ansiedad, estrés, mecanismo de evitación, de evasión… en relación al tema que trato, en comer para no  pensar, para no exponerse.

Cuando hablo de Intimidad, me refiero a la capacidad de escuchar, de escucharse. La persona opta por no seguir las insinuaciones sensoriales de su cuerpo, al encontrarse tan profundamente alejada en sí misma. Se trata de habitar tu verdadero Yo, identificar  necesidades y deseos. Se trata de anclarse en sí mismo evitando la confluencia con el mundo. Separar el yo de el Nosotros.

 El amor es un estado de conexión recíproca, bidireccional, que incluye la vulnerabilidad y la entrega  y que exige autovalorarse y ser constante, y es también una disposición a enfrentarnos a lo peor de nosotros mismos en vez de rehuirlo.

 La sobrealimentación sustituye  a la relación con el mundo, con los otros. La relación con la comida asegura la unidireccionalidad ,  el placer y no produce tensión emocional.  El obeso se convierte en un ser solitario desconectado de sus propios deseos y necesidades que ha aprendido a sobrevivir sin pensar en él, sin sentir.

El sobrepeso es el síntoma no el problema.

 El tratamiento de obesidad no son las dietas, ni los gimnasios (estos son complementos al tratamiento) sino en reconocer qué evita cuando come compulsivamente.  Se trata de poner una gran lupa en aquello que está ocurriendo, emocionalmente hablando, justo antes de que se active la necesidad de ingerir para rebajar y  lo que sea que esté ocurriendo.  El tratamiento se orientaría en observar como la comida es un sustituto de algo, de qué? Y  observar la carga autodestructiva que conlleva la sobrealimentación tanto a nivel de salud física como emocional.

Montse Fernández. Psicóloga col.19068

Terapeuta Gestalt

Bibliografia:

Geneen Roth. 1992. “Cuando la comida sustituye al amor”. Barcelona. Urano

Peñarrubia, F. 1988. Terapia Gestalt. La vía del vacío fértil. Madrid: Alianza.

Agorafobia Tratamiento

Agorafobia Tratamiento

TRATAMIENTO PSICOTERAPÉUTICO AGORAFOBIA


El tratamiento irá en función de la persona, la necesidad, el grado en que la previsión del pánico está implantada en su vida; el objeto fóbico,  la edad,  la madurez  emocional… hay un sinfín de variables que pueden influir al construir un tratamiento.

En relación a  las fobias existen unas pautas construidas desde la línea cognitivo-conductual que son muy eficaces.

Se trata de una serie de ejercicios con el objetivo de amaestrar la mente. Son tareas que le ayuden a comprobar, por ud. mismo, que sus temores son falsos y cómo con ellos, se activa un circulo vicioso que se retroalimenta continuamente.

Desde el área más mental se trata en primer lugar de «analizar» la base de sus interpretaciones catastróficas.

Cómo ya he escrito antes, es una trampa de la mente, no hay tal situación a temer, su mente se ha construido el peligro, por lo tanto, la tarea es desaprender eso. Por lo tanto en primer lugar, hay que entender este concepto. Comprenderlo es el primer paso.

La segunda parte se completa con aprender una serie de ejercicios, estrategias cuyo objetivo es el control de la ansiedad: relajación, autoinstrucciones y la respiración diafragmática lenta.

En una situación controlada como es el espacio terapéutico, llevaremos a cabo experimentos en los que ud. mismo se provocará sensaciones que le asustan con el objetivo de aprender de ellas: ver de donde vienen, antes de qué, en qué situación o entorno, relacionado con qué, y en definitiva, aprender a gestionarlas.

Cuando haya adquirido confianza en usted mismo y en la explicación científica acerca de su problema, mediante los ejercicios será capaz de afrontar la ansiedad y las sensaciones temidas cuando aparezcan, sin tenerles tanto miedo.

En una etapa más avanzada realizaremos, primero en la consulta y después como tarea para casa, ejercicios con los que usted mismo se provocará repetidamente las sensaciones que antes le daban miedo con el objetivo de normalizar su relación con el objeto fóbico y en general, con el mundo.

Con la misma intención realizará sistemáticamente actividades que antes evitaba, como hacer ejercicio físico, ir a una reunión, tomar café, etc., hasta que no le provoquen ningún temor ni malestar o al menos, controle esa situación y conozca maneras de manejarla.

La exposición a la situación tanto de forma imaginaria como real, tiene como objetivo a romper la conexión entre sensaciones internas e interpretación catastrofista (del mismo modo que se romperá la asociación entre los lugares temidos y la creencia de que sí se expone a ellos le dará un ataque de consecuencias terribles).

Al final del tratamiento, no sólo habrá aprendido a controlar una situación que le estaba dominado su vida, sino que se dará cuenta que sus conductas dependen de sus creencias y de sus pensamientos, y que usted puede elegir el cambiar aquellas creencias que le hacen daño o que lo limitan en cualquier área de su vida, por otras creencias que lo ayuden a ser más feliz, a llevarse mejor con los demás o a realizar sus potencialidades.

Existen casos que combine profundizar en el origen, el las causas que provocaron ese miedo irracional. No se trata de una investigación para desgranar el pasado, es un ejercicio para comprenderse mejor, para que ud. pueda familiarizarse con el problema como parte de ud. no como el enemigo.

En estos casos utilizo técnicas gestálticas como vía para explorar el contenido emocional de la conducta. La meditación como una canal instrospectivo e íntimo necesario para cualquier persona sea cual sea su momento o estado.

Cuando existe una escena clara del pasado muy relaciona con el origen del miedo, que el recuerdo contiene un alto grado de ansiedad, lo trabajo con EMDR.

Lo más importante del tratamiento es aprender a gestionar el miedo. La forma de hacerlo es conocerlo, saber de donde viene, con qué cosa de su historia personal está relacionado y gestionarlo con las herramientas adecuadas para que no haga dueño de vuestras vidas.

El acto de acudir a un profesional para afrontar la dificultad ya es de por sí un gran acto de valentia.

Montse Fernández. Psicóloga col. nº19068

Terapeuta Gestalt